De Meme a ¿Mommy Blogger? Chat con Yao Ming CDJ

yao-ming-cdj-00

No me creo que seas tú. ¿Podrías ponerte la herradura de nuestro logo en tu boobie?
Lo haría pero es mucho pedo, aparte de que soy pésima dibujando; mejor te regalo un GIF de mis chichis, anda y sé feliz.

Tengo amigos que le han dado Like a tu página y te siguen, al menos, desde aquellas fotos que se publicaron el tabloide PM en el verano de 2013. ¿Qué se siente ser una celebridad de Internet?

La verdad es que yo nunca me he visto ni me siento como una celebridad; sólo como alguien que alcanzó algo de popularidad en poco tiempo y tan sólo por un tiempo. Pero si me ha tocado toparme un par de seguidores ya sea en Juárez o en El Paso y cuando me reconocen y me hablan siempre me sonrojo y no sé que decir. Después de que se van me cae el veinte y no me la creo de que me vean como una ‘celebridad.’ Read more De Meme a ¿Mommy Blogger? Chat con Yao Ming CDJ

Encuadrar el Círculo

encuadrar-circulo-isai-morenoHe perdido la cuenta de las veces que se me pregunta por qué abandoné la ciencia y me dediqué a la literatura y qué relación encuentro entre ambas áreas.  

Dediqué poco más de dieciséis años a formarme e investigar en las ciencias duras, a la vez que escribía poesía y divulgación científica antes de incursionar en el territorio escabroso de la novela. Inicié tardíamente mi licenciatura en física tras leer el emblemático libro de Stephen Hawking Historia del tiempo y creí que podría ser un eminente cosmólogo que descubriese la teoría definitiva del universo. Pronto supe que estaba negado para esa disciplina y que se me facilitaban más las matemáticas, a las que me fui entregando con devoción hasta obtener la maestría y un doctorado. Estudié lo que se conoce como topología algebráica para entender aspectos extraños de los fractales, ya raros de por sí, y acabé especializado en el área de los sistemas dinámicos, experto en localizar ciclos límite y ocasional caos en algunos de ellos. Ahí hallé un remanso de aguas frescas que consolaron por años una fiebre: la obsesión que tenía y tengo por la belleza, a la que reservé años de creatividad y desvelo. Un mundo platónico cuasiperfecto me fue entregado, yo lo descubría como supuse que sólo yo era capaz de hacerlo, hasta entender que en las matemáticas (como en la literatura) se puede conseguir un estilo. Read more Encuadrar el Círculo